J. Marquerie Bueno por J. Marquerie Thomas.

Nací en Madrid en 1969, y siempre he estado rodeado de cámaras y fotografías. El olor a líquidos reveladores en mi casa era casi permanente. Mi padre era un excelente fotógrafo. Mis hermanos mayores, mi primo, todos han obturado y se han perdido en el laboratorio. Mi sobrino y tocayo Javier Marquerie Thomas es un fotógrafo dotado con una sensibilidad y visión artística que más quisiera yo para mí. En realidad, desde que el primer Marquerie se instaló en España (alrededor de 1808) siempre ha habido alguno dedicado a la fotografía o la ilustración. Algo he investigado sobre el tema.

 

De chaval yo era el amigo de la cámara, pero por alguna razón -que no llego a recordar- desestimé la posibilidad de mirar la fotografía como un futuro profesional y la idea del cine me tiraba más. Entré que si o que no, empecé a estudiar iluminación, fotografía, realización de cine, sonido, música y técnico de iluminación para espectáculos. Todo esto lo hice en la Escuela de Tecnología del Espectáculo, Metrópolis, La Factoría de Músicos y en la 1ª promoción de la ECAM. Fundé la productora audiovisual Buonafedes sl en 1995 y hasta que abandoné el formato vídeo desarrollé todo mi trabajo bajo esa plataforma. Por entonces mi cabeza pivotaba entre la documentación de artes escénicas, la tentación del dinero fácil de televisión y el sueño de hacer cine. Este último "mundillo" me decepcionó (¿quizá frustró?) lo suficiente como para abandonar toda intención de trabajar en él. Con ello el interés por la imagen en movimiento se desvanece poco a poco, al tiempo que la fotografía va retomando la importancia que tuvo en un inicio.

 

Para 2005 solo mantengo el video activo en asuntos de teatro y aviación, el resto de mi actividad profesional se centra en la fotografía. Mientras una gran cantidad de fotógrafos ponían su mirada en las posibilidades del vídeo, yo dejaba atrás ese formato visual y me hacía un hueco en la fotografía.

 

Desde ese momento, sin dejar lejos el binomio espectáculos-aviación, hago fotografía para empresas, deporte y algo para particulares. Entre otros trabajos, fui responsable de fotografía de la revista “Avión y piloto” durante 4 años.

 

Desarrollo proyectos de carácter artístico, participando en PHE16 y PHE17 con “Madrid, qué bien resistes” y Barro rojo”.

 

Desde hace un par de años, publico (fotografía y texto) regularmente crónicas de viajes en la revista de una compañía aérea.

 

Y ahí seguimos…

 

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar